Publicado: 11 de Julio de 2014

NUEVA SENTENCIA DEL TRIBUNAL SUPREMO QUE ESTABLECE QUE LA SITUACIÓN NEGATIVA DE UNA EMPRESA NO JUSTIFICA RETRASAR EL PAGO DEL SALARIO A LOS TRABAJADORES, PERMITIENDO A ÉSTOS RESOLVER EL CONTRATO DE TRABAJO CON LA INDEMNIZACIÓN DEL DESPIDO
El Tribunal Supremo (TS) ha establecido que la difícil situación económica de una empresa no justifica los retrasos continuados en el abono de los salarios, en una sentencia que da la razón a un trabajador, al que reconoce su derecho a que se declare extinguida su relación laboral y a que se le abonen 94.789 euros.